Menu  
  Home
  Alimentacion
  Ejercicios para la Salud
  => Rutina 1: Ejercicios desde el piso.
  => Rutina 2: Ejercicios de postura media
  => Rutina 3: Ejercicios de pie
  HIV - SIDA
  Libro de visitas
  Contacto
Rutina 3: Ejercicios de pie



1.-Una pierna adelante flexionada, la otra estirada atrás. Brazo contrario a la pierna de adelante con la palma hacia arriba forma un círculo hacia atrás. Es un movimiento continuo para movilizar la articulación del hombro.  Repetir al otro lado.

      
 

 

2.-Formo un cuadrado con los brazos, extiendo adelante, giro palmas y las llevo hacia atrás, todo en un solo movimiento continuo, para volver al centro.

      
  


3.-Inspiro llevando los brazos hacia arriba a la vez que extiendo rodillas y exhalando vuelvo al punto de partida.
    
   

 

4.-Brazos flojos, el movimiento se inicia en la cadera que da el impulso  para girar a un lado y otro; y los brazos vuelan hasta chocar con el cuerpo.
  
  


 5.-Con las piernas estiradas dibujo círculos con la cadera hacia un lado y el otro.
  


 

6.-Manos en las rodillas semí-flexionadas, realizo giros tratando de no despegar los talones del piso.
   


 

7.-Rodillas semí-flexionadas, columna recta, llevo el peso hacia un costado a la vez que levanto una mano hasta la altura del hombro, y vuelvo hacia el otro costado lentamente pasando el peso y subiendo la otra mano. 
  
      
 

8.-Subo las manos a la vez que inspiro, giro y exhalo hacia el otro lado. En movimiento continuo subo a un lado y bajo al otro. Luego cambio el lado de la respiración.
    
  


9. A - Apertura de cadera. Subo la pierna por delante, abre la rodilla al costado y baja a la posicion de inicio.

B.-Lo mismo pero en sentido contrario. Subo por afuera y bajo rodilla por el frente.
  

 

10.-Inspiro subiendo los brazos por los lados, retengo arriba de la cabeza y exhalo bajando por el frente, hasta concentrar mi atención en mis caderas y mis piernas.
    
    
  


Para finalizar realizo un par de respiraciones profundas, con las rodillas semiflexionadas, la columna erguida y los hombros flojos, pudiendo relajarme sentado o acostado también.

Puedo invocar sonidos como el “Om” o  mantras, o quedarme simplemente meditando en el lugar. Disfrute haberse podido relajar! 

 

  

Encuesta  
   
Publicidad  
   
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
Google